En el 2016, los precios de vivienda subieron siete. 55%